Sunday, November 28, 2010

Dulce, dulce vacaciones

He disfrutado al máximo los días aquí en la playa. Me da mucha tristeza pensar que hoy, en la tarde, tendré que volver a la realidad, acostarme temprano, e ir a la escuela en la mañana, a un grupo de niños que seguramente habrán olvidado las reglas...

Tristeza, frustración, cansancio, y más -- estas son las cosas que me esperan.

Pero hoy, estoy celebrando.

Estoy celebrando que le convencí a mi esposito lindo ponerse un traje de baño ayer, ir conmigo a sentarse en la arena, comer un picnic, y después caminar hasta el final de la playa en el sol y frío.

Estoy celebrando que dos días hemos ido a Silver Coast a tomar vino rico, juntos, para puro disfrutar.

Estoy celebrando que fuimos a comer helado, y en vez de comer helado, encontramos una tienda nueva de tortitas, y tuvimos que comprar algunos extras porque no teníamos efectivo.

Estoy celebrando que fuimos a comprar otra vez porque esposito quiso hacerlo, no porque yo lo sugerí.

Estoy celebrando que vimos el cielo cambiando a rosado sobre el agua, y decidimos llevar la cena al muelle a comerlo en la luz reflejando rosado en el agua.

Estoy, más que nada, celebrando las cosas bonitas de mi vida. Doy gracias por estas cosas, y la oportunidad que se realizan todas, y la bendición que mi vida me da.

Que vacaciones más dulces.


No comments:

Post a Comment